AR: ¿Tsu Cosméticos vs River Plate?

Te comentamos la vinculación con la venta directa, de “lo que pasó” el domingo pasado (junio 26, 2011): dos equipos se enfrentaron, empataron 1-1, el local descendió de categoría y el otro ascendió. River Plate, uno de los clubes más importantes de Argentina, fue el local.
¿Qué tiene que ver Tsu Cosméticos? Su propietario, Armando Pérez, es presidente de Belgrano (de Córdoba), que asciende así a la máxima categoría del fútbol argentino – desplazando a uno de los más grandes de la historia.
 
Más abajo, un par de notas relacionadas aparecidas en diarios del interior de Argentina (Mendoza y Córdoba respectivamente):
Qué empresario está detrás de Belgrano y la caída de River, y

Tsu ya piensa en productos “Belgrano”

Creemos que inevitablemente este ascenso a la 1ra “A” de Belgrano, será asociada a que con ella desplazó a River Plate; tal vez estemos contemplando uno de esos pocos momentos históricos en que se generan antinomias, “enemistades” “eternas”. Ok, aquí van las notas:


 
 

Qué empresario está detrás de Belgrano y la caída de River

Armando Pérez tiene de Diego Maradona algo más que el segundo nombre; para Belgrano es el hombre de la mano de Dios.

 

Armando Pérez es dueño de Tsu Cosméticos y desde hace muy poco el presidente de un club que estuvo gerenciado nueve años. Los últimos seis fue él quien asumió el mando de Córdoba Celeste, la empresa que echó su manto privatizador sobre Belgrano e hizo frente a una deuda de $30 millones. Tsu fue fundada en 1975 y vende cosméticos, bijouterie, lencería, indumentaria, literatura, musica, artículos para el hogar y complementos dietarios a 4 millones de clientes.

 

Armando Pérez tiene de Diego Maradona algo más que el segundo nombre; para Belgrano es el hombre de la mano de Dios. Exageración propia de un tiempo de milagros, Pérez es, de todos modos, la cara del club cordobés. Y desde hace muy poco, el presidente de un club que estuvo gerenciado durante nueve años. Los últimos seis fue él quien asumió el mando de Córdoba Celeste, la empresa que echó su manto privatizador sobre Belgrano. La normalización se produjo, según Pérez, después de pagar 30 millones de pesos de deuda, informa el portal de noticias Fortunaweb.com. El dueño de Tsu Cosméticos alguna vez dijo: “Con Belgrano pierdo plata”. Verdad o no, su capital no se mancha. Si hay que poner un cartel vendedor para el partido de hoy, una frase acorde podría ser “el millonario contra los millonarios”.
 
La cara del club no es como el club. El presupuesto de fútbol de Belgrano es apenas el 10% que el de River; en ese rubro no hay dudas sobre el ganador: River invierte $180 millones anuales contra los $18 millones de Belgrano.
 
Pérez, el que viaja en sus aviones privados, está tranquilo. Dicen que además de la mano, el hombre tiene el celular de Dios. Que no acertó con la designación de Julio Zamora como técnico y hasta se peleó con Carlos Ramacciotti (le ganó una Promoción a Olimpo y ascendió a Primera).
 
Pero Pérez jugó una carta sorpresa y rompió los pronósticos; en enero llevó a Zielinski y Belgrano, que estaba enfermo, se recuperó. Ni así, ni en plena crisis deportiva del club, él había perdido la calma. La calma que es la cara de Belgrano, un club que ya juega en primera división.
 
 
Empresa nacional
Tsu Cosméticos es una marca argentina con más de 35 años en el mercado. Líder entre las compañías nacionales de venta directa, su nombre es un término de origen japonés que significa “relativo a la belleza”.
 
Buscando la excelencia, Tsu invierte en tecnología e investigación científica. Cuenta con uno de los más innovadores laboratorios del país, por lo que desde 1975 comercializa productos de elaboración propia y ofrece una amplia variedad de cosméticos de “excelente calidad, a un precio accesible”, según marca su política comercial.
 
Con el correr de los años, Tsu fue incorporando productos de otras líneas de renombre y artículos no cosméticos, como bijouterie, lencería, indumentaria, literatura, musicales, artículos para el hogar y complementos dietarios naturales, entre otros.
 
A través del servicio de venta directa, logró conformar una amplia red de revendedoras que cubre el territorio nacional y sigue creciendo día a día, con un potencial de 4 millones de clientes. A su vez, desde 1997, Tsu tiene presencia en Uruguay.
 
Además, es la primera marca nacional de venta directa que ofrece productos elaborados bajo normas ISO 9000, un sistema de control de procesos que garantiza la calidad de sus productos y el nivel de su servicio.
 
Con el mismo espíritu emprendedor del primer día, Tsu se esfuerza en mejorar constantemente la experiencia de compra de sus clientes, posicionándose como una marca de vanguardia, siempre atenta a las tendencias mundiales. Referente en el mercado, se ubica entre las 150 primeras marcas del país entre miles, según el ranking más prestigioso de Argentina.
 

 

 

 

 



 
 
La otra nota:

Tsu ya piensa en productos “Belgrano”

La empresa de cosméticos de Armando Pérez podría poner a consideración del club una línea de artículos para aprovechar el “furor” celeste por su ascenso a la Primera División.

 

Se sabe, en la Primera División son otros los números: aumentan sustancialmente los presupuestos y varían los costos operativos. Pero también pueden aparecer sobre la mesa nuevas alternativas de negocios para aprovechar la pasión que genera el fútbol.
 
Así como el domingo fue un día bisagra en la historia del Club Atlético Belgrano, el próximo viernes lo será en la vida de Armando Pérez: en esa jornada dejará de ser el gerenciador para convertirse en presidente de una institución deportiva normalizada.
 
El cambio de condición –que podría aparecer simplemente como un acto burocrático– implica que la fiscalización de los actos de la nueva comisión directiva dejará de estar en manos de la Justicia para pasar a poder de los asociados.
 
La normalización de Belgrano le permitirá a Pérez colocar a disposición del club la fuerza de ventas que acumula su propia empresa particular, Tsu Cosméticos.
 
Con 120 mil revendedores distribuidos en el país, la compañía cuya sede, laboratorios y fábrica se ubican en la provincia de Buenos Aires es una oportunidad para llevar el “celeste” de Alberdi a los cuatro puntos cardinales, con el eje puesto en la zona de Córdoba, donde se concentra su mayor afición.
 
“Teníamos pensado avanzar en esto, pero nos parecía que no podíamos hacerlo mientras fuéramos gerenciadores; ahora el beneficio que pudiera generarse irá al club”, comentó ayer, en un alto del brindis que el plantel recientemente ascendido efectuó en La Voz del Interior .
 
La actitud implica que Belgrano también podría escuchar otras propuestas para armar líneas de productos oficiales que excedan a la indumentaria deportiva propiamente dicha.
 
Maradona, precedente.
Pérez recordó que Tsu Cosméticos cuenta con experiencia en la producción y venta de cosméticos vinculados con el mundo del fútbol. En su momento, fue el responsable del lanzamiento de la línea “Maradona”.
 
Emulando aquella experiencia, desodorantes, jabones y lociones podrían constituir la “línea de ataque” para la venta directa, pero una recorrida por el catálogo de 170 páginas que la empresa pone a disposición de los revendedores sugiere que la propuesta podría llevar asimismo a otras alternativas.
 
Ropa interior, medias y hasta anillos, también podrían calzar el escudo del club que depositó en la segunda categoría del fútbol a un gigante como River Plate.
 
Más allá de la euforia generada por el ascenso, este tipo de productos temáticos concentran su demanda en períodos estacionales del año, como el Día del Padre o la Navidad.
 
La apuesta sería posible también gracias al buen momento de la demanda que ha impulsado el crecimiento de la compañía. “Analizamos la posibilidad de contar con otro centro de distribución en el interior del país, veremos si lo más conveniente es hacerlo en Córdoba”, deslizó el ejecutivo.
 
La posición central de la provincia en el mapa de la Argentina es estratégica para no pocas empresas a la luz del importante incremento que verificaron en los últimos años los costos logísticos.
 
Dos semanas atrás, Farmacity inauguró en esta Capital un centro logístico, el primero y único del interior país. Walmart evalúa algo similar para el futuro. Tsu, como toda empresa de venta de directa, se mueve con el método de paquetería despachada desde su sede principal. Bajar ese costo es clave en su ecuación económica.
 
 

 

Acceso al artículo original, aquí.

 

 

 

 

Un recuerdo y un comentario técnico:

el recuerdo, de haber sido el Project Leader de la primera certificación ISO 9000 de la productora de cosméticos, en 2003 y en sólo 9 meses;
el comentario técnico, es sobre lo del centro de distribución, todo un tema.
 
Más de un Centro Nacional de Distribución
Tener más de un CND, con los relativamente bajos stocks con que se opera en la venta directa (algo parecido a un just-in-time), implica no sólo una mayor inmovilización de capital, sino anticipar la producción sobre la base de pronósticos cuya incertidumbre crece a medida que se adelanta en el tiempo (riesgo de sobrestocks desbalanceados); Cosméticos Avon viene de reducir sus Centros de Distribución hace pocos años, en USA, de 3 a 2.
Entonces, para Tsu Cosméticos y en primera instancia, parece más conveniente un solo centro nacional de distribución (CND).
 
La localización del Centro Nacional de Distribución
Por otra parte, su eventual cambio de localización debería contemplar la suma de los kilómetros recorridos en sus líneas troncales (que no es el mayor costo de distribución), y evaluar la potencial reducción de este valor y su costo, frente a otros sobrecostos: somos AMBA- dependientes, la mayoría de los proveedores están en esta zona y se requeriría como complemento un centro de recepción en esta zona, que no es necesario con el esquema actual.
Fue el caso de Via Valrossa entre 1984 y 2000, que incurrió en sobrecostos sustanciales por su localización en Villa Mercedes, San Luis. Si bien el kilometraje de la Red Troncal era similar al que tenía con la cabecera en Ciudad de Buenos Aires, fue necesario establecer una conexión cotidiana Buenos Aires-Villa Mercedes-Buenos Aires. Debían trasladarse los insumos recibidos en Buenos Aires para su posterior proceso, y enviar desde su Planta y CND los pedidos a ser distribuidos en AMBA. Un enlace cuyo costo, claramente, debe ser asignado al cambio de localización.

 

 
 
 

Además, pueden interesarte

Comments are closed.

Arriba
%d bloggers like this: