AR: TARINGA y la ley de “derechos de autor”

Levantamos la nota de ayer de ALT1040, acerca de la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional en Argentina, que le impuso una multa de u$s 50.000 por ser “partícipes necesarios” al permitir que sus usuarios compartieran links a archivos protegidos por la mencionada ley.
 
El artículo y, al pie, nuestra opinión – que incluye links a “Copiad, Malditos!”, documental de la RTVE acerca de caminos alternativos al Copyright. Esperamos tus comentarios. Vamos a los hechos:

 

Taringa sancionada por violación de los derechos de autor

Por Carlos Rebato | 7 de Mayo de 2011, 17:23

La Sala VI de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional en Argentina ha condenado a Taringa a el pago de 50.000 dólares por un delito contra la propiedad intelectual ya que los considera partícipes necesarios para permitir el intercambio de material protegido por derechos de autor. La sentencia ha recaído debido a que actúan como elementos facilitadores y a que permitían las descargas ilegales con conocimiento del hecho, todo esto pese a que el propio sitio en sí no almacene ningún archivo protegido por propiedad intelectual.

 

La justicia argentina ha determinado que pese a que se crean al día unos 20.000 posts nuevos en el sitio muchos de ellos no contienen material protegido por derechos de autor los responsables del sitio conocían y permitían la existencia de las descargas de esos contenidos. Precisamente debido a ese número tan alto de posteo según la defensa de los acusados resulta imposible determinar hasta qué punto preciso ha existido una vulneración de los derechos.

 

La sentencia es importante porque sienta base para una acusación donde los culpables son condenados no por albergar el contenido protegido por derechos de autor sino por facilitar su descarga, por tener conocimiento de la misma y sobre todo por actuar de elementos imprescindibles para la misma. Recordemos que Taringa es una de las posibles páginas susceptibles de ser bloqueada por la conocida Ley Sinde y que según Aldo Olcese presidente de la Coalición de Autores y Creadores serán perseguidas incluso aunque estén alojadas en el extranjero.

 

La causa de la sanción es la número 41.181 en el Juzgado de Instrucción número 44. El documento donde se dictamina el fallo puede ser descargado en formato PDF desde la Agencia de Noticias del Poder Judicial.

 

 

Esta fue la nota de ALT1040, que podés consultar aquí.

 

 

Como anunciamos en el copete, te recomendamos conocer el documental “¡Copiad, malditos!” (los caminos alternativos al ‘copyright’), el primer documental que emite la RTVE con licencia Creative Commons, la modalidad más habitual de Copyleft, podés acceder picando aquí.

 

Hemos participado ayer en discusiones en algunos foros; admito su sesgo, en contra de las versiones actuales de las leyes de defensa de la propiedad intelectual (no acepto “derechos de autor”, lo que se defiende es una cosa distinta), que – fijate en el documental, alrededor del minuto 7 de la versión online – pasó de 28 años (14 renovables una vez, con obligaciones) en 1710, a 42 en 1831, 56 en 1909, 50 después de la muerte del autor en 1976 que se extendieron a 70 en 1998. Te queda claro a quién se está protegiendo cuando la reserva de derechos se hace hasta 70 años después de la muerte del autor? A mí, sí.

 

Vamos ahora al sesgo de la sentencia? Yo me pregunto, ya que se los declara “partícipes necesarios”, si no son tales las compañías telefónicas en un ilícito que se completa por teléfono, como un secuestro? Y no hablemos del caso de un asesinato por arma de fuego, no es “partícipe necesario” el fabricante de armas? Es más importante copiar música que matar a una persona? No es “partícipe necesario” un fabricante de bebidas alcohólicas cuando una persona alcoholizada … pero basta con lo de “partícipe necesario”, cuestionemos la apropiación de derechos de terceros que implica el desarrollo de los plazos de vigencia que comenté en el párrafo anterior, cuestionemos que el “derecho de propiedad intelectual” signifique la propiedad absoluta, incluyendo por ejemplo el hecho de que si el libro (que me importa más que la música, si me disculpás) está agotado, la propiedad de quien tiene los derechos no lo obliga a reimprimirlo (entonces, tiene el derecho a impedir la difusión de la obra).

 

Por favor! Acabo de preguntar en la Biblioteca del Congreso por un libro que me interesa, puedo ir y fotocopiarlo a razón de $0,10 por página, menos de $15 por el libro en cuestión, equivalentes a menos de u$s 4, menos de € 3.

 

Si ese es el valor de una fotocopia, no sería ya excesivo ese costo por un ejemplar en pdf? Digo, nomás.

 
 

 

Todos los comentarios serán publicados, como es de rigor en estas páginas.

 

 
 
 

Además, pueden interesarte

Comments are closed.

Arriba
%d bloggers like this: