Ejecutivos inseguros eligen subordinados incompetentes

directivo inseguroEsto que nos consta intuitivamente, ha sido verificado por un estudio realizado conjuntamente por la Universidad de Granada (España) y la de Lovaina (Bélgica), publicado hace pocos días.
 
Resultados: las personas cualificadas para ejercer un trabajo que conlleva una responsabilidad prefieren trabajar con sujetos competentes y sociables, mientras que quienes se perciben a sí mismos como incapaces para desempeñar una tarea prefieren tener a su lado a personas menos competentes y sociables.


 
 

Los directivos que creen no merecer su puesto tienden a rodearse de trabajadores incompetentes para justificarse a sí mismos

19/10/2007 – Un estudio realizado por investigadores de la UGR y de la Universidad de Lovaina (Bélgica) revela que las personas cualificadas para ejercer un trabajo que conlleva una responsabilidad prefieren trabajar con subordinados competentes.
 
– Sin embargo, aquellos directivos que se perciben a sí mismos como incapaces para desempeñar el rol que tienen prefieren a su lado a personas menos competentes.
– La investigación fue llevada a cabo entre 73 alumnos de las Facultades de Psicología y de Ciencias de la Educación y de la Escuela Universitaria de Trabajo Social de la Universidad de Granada.
 

Noticias UGR Un estudio realizado en la Universidad de Granada ha puesto de manifiesto que las personas que ocupan puestos de trabajo que consideran inmerecidos tienden a rodearse de subordinados incompetentes quizás con la intención de justificar el rol privilegiado que tienen. La investigación, llevada a cabo por los profesores Rosa Rodríguez Bailón y Miguel Moya Morales, del departamento de Psicología Social y Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la UGR, y Vincent Yzerbyt, de la Universidad de Lovaina (Bélgica), ha revelado que las personas cualificadas para ejercer un trabajo que conlleva una responsabilidad prefieren trabajar con sujetos competentes y sociables, mientras que quienes se perciben a sí mismos como incapaces para desempeñar una tarea prefieren tener a su lado a personas menos competentes y sociables.

 

Los autores de este trabajo señalan que “el poder puede ser definido como el control que una persona tiene sobre los demás y sobre uno mismo”, al tiempo que advierten de que “no siempre quienes gozan de poder lo usan correctamente”. El estudio ha sido realizado entre 73 alumnos voluntarios de las Facultades de Psicología y de Ciencias de la Educación y de la Escuela Universitaria de Trabajo Social de la Universidad de Granada, de los que la mayor parte (el 85,7 por ciento) eran mujeres de entre 18 y 25 años.

 
 

Método de trabajo
A los participantes en esta investigación se les otorgó poder, indicándoles que serían representantes en un congreso de estudiantes y podrían elegir a un compañero para acudir al mismo y trabajar bajo su directa supervisión. Se dividió aleatoriamente a la muestra de participantes, de forma que a la mitad de ellos se les dijo que merecían el poder otorgado (legítimos), mientras que a la otra mitad se le indicó que no (ilegítimos). A todos ellos se les daba la opción de elegir entre un subordinado muy competente y sociable para acompañarles, y otro que claramente presentaba menor competencia y sociabilidad.
 

A pesar de que los participantes en las dos condiciones experimentales (jefe ‘legítimo’ y jefe ‘ilegítimo’) percibieron claramente la superioridad de un candidato frente a otro, los participantes ilegítimos seleccionaron al candidato menos competente y sociable en mayor proporción que los legítimos, a la vez que requirieron más información del candidato descrito más positivamente que del descrito más negativamente.

 

El estudio realizado en la UGR revela que los “poderosos ilegítimos” se forman impresiones acerca de las cualidades y aptitudes de sus subordinados que no difieren en lo fundamental de las que se formaron el resto de los participantes en el estudio. Sin embargo, “su tendencia a rodearse de candidatos menos competentes –explican los autores- podría explicarse como un intento de evitar que un subordinado le haga la competencia”.

 

Los autores de este trabajo destacan que sus resultados vienen a respaldar otras investigaciones que apuntan que los individuos que sienten la necesidad de justificar su posición tienden a rodearse de personas menos cualificadas. Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista científica “Psicothema”.

 
 

—————-
Referencia
Prof. Rosa Rodríguez Bailón. Dpto. de Psicología Social y Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la UGR.
Tlf. 958240690.
Correo e: rrbailon@ugr.es
 
 
 

 

El artículo llegó a mis manos originalmente desde Tendencias21, y está publicado aquí.
 
Conociendo la fuente, quise levantar directamente el original; éste, en la página de la Universidad de Granada, lo pueden ver aquí.
 
Está bueno, aunque me quedé pensando en que no es más que una confirmación, de alguna manera un tanto indirecta, de algo que quienes tenemos unas cuantas horas de vuelo (quiero decir, años trabajados) tenemos perfectamente claro.
 
Ok, ya está publicada.

 

 
 
 
 

Además, pueden interesarte

Comments are closed.

Arriba
%d bloggers like this: