(A los argentinos,) ¿Nos importa la Ciencia?

Un excelente análisis de Valeria Román.
En el contexto de un año electoral, se pregunta si la ciencia está en la cabeza de candidatos/as, y hace su diagnóstico.
Un comentario particularmente inteligente, remata este artículo del blog Ensayo y Error: una micromirada sobre la ciencia, con sus avances y tensiones.

 
 

¿La ciencia está en la cabeza de candidatos y candidatas?

 

Las candidaturas para la presidencia se van definiendo. Pero cuando las y los postulantes se suman a la carrera ¿tienen propuestas para mejorar el nivel de las actividades científicas y tecnológicas de la Argentina? Sería interesante que pronto las expliciten.

Un investigador, Luis Quesada Allué, del Instituto Leloir, del Conicet y la UBA, escribió un diagnóstico de la situación actual de la ciencia, la tecnología y la innovación productiva. Era un texto para la lista de discusión Pol-Cien. Con el agregado de algunas especificaciones, en el texto que sigue Quesada Allué hace un diagnóstico sobre cuáles son los principales problemas de las actividades científicas y tecnológicas y aporta muchas sugerencias: una batería de dinero, personal, equipamiento, organización, y, por sobretodo, educación.

Aquí va el texto final de Quesada Allué para Ensayo y Error:

La Argentina necesita más $$$$$$$$$ para investigación pero también debe desarrollar cualitativamente la ciencia, la tecnología y la innovación productiva.
 
 

El país necesita:

 
a) La investigación cientifica básica (tasa de crecimiento y urgencia medianas a altas). El crecimiento debería medirse con un doble índice de número de doctorandos y número de trabajos publicados. Una tasa de crecimiento del 5% anual sostenido debería ser el piso.
 
b) La investigación científica orientada (crecimiento y urgencia altas) . Si bien las investigaciones orientadas y las básicas se superponen, el país debe orientar hacia áreas de vacancia total o relativa como las grandes áreas: evaluación sistemática de recursos naturales, evaluación sistemática de recursos genéticos, nuevos materiales, bosques, etc . Las áreas de importancia económica concreta serían un programa de investigaciones en apoyo a la industria apícola, acuacultura en aguas continentales, fibras vegetales y relevamiento genética en la industria vitivinícola, entre otras.
 
c) La investigación tecnológica (crecimiento y urgencia muy altas): ampliación de nuevos cultivos, porcelanas y cerámicas; producción biotecnológica de sustancias de alto valor, tipificación de mieles, tipificación de extractos vegetales y abaratamiento de energía eólica.
 
d) La implementación de procesos tecnológicos (adaptados y nuevos, incluyendo los inventos) (crecimiento y urgencia muy altas): construcción de microscopios, calidad de fibras textiles, calidad y variedades de papel, protocolos modernos de control de calidad, protocolos de control de contaminación y sustitución de drogas.
 
e) La innovación tecnológica (en respuesta a la demanda de tecnologías específicas) (gran urgencia, crecimiento dependiente del ámbito privado). La calidad promedio de la industria argentina es o mala o antigua o ineficiente. Se requiere de equipos abocados a atender la demanda de la producción (hay muchas cosas en marcha pero no hay un sistema nacional de servicios). Los países con los que competimos, especialmente Brasil, llevan años de apoyo a iniciativas de mejora de la producción.
 
f) La transferencia de tecnologías: hay que formar una escuela. (Máxima urgencia y crecimiento acelerado cuanti y cualitativo) . Este es el punto más débil de la estructura científico-tecnológico-productivo del país. Hay una carencia notoria de una escuela de transferencia y de personal suficiente entrenado.
 
g) La profesionalización y actualización de las ingenierías y otras actividades profesionales (Muy urgente, controles requeridos). No sólo es necesaria una buena y rigurosa formación de profesionales (que no sean sólo “titulados”) sino que es necesario contar con unidades de control público de todas las actividades de la ingeniería (como las médicas), como única manera de asegurar la idoneidad efectiva de los profesionales.
 
Concomitantemente, se deben desarrollar con urgencia más estudios técnicos (secundarios técnicos y carreras cortas) y se debe mejorar muchisimo el parque instrumental y de grandes aparatos.
 
 
¿Argentina año verde?
 
Por supuesto, todo es imposible sin una decisión y compromiso mucho mayores del gobierno o sea fundamentalmente con los $$$$$$$$$$$$$$$, pero haciendo el seguimiento de cuál fue el producto social ya generado (además de la performance académica o academicista, cuando corresponda.)
 
¿Significa que hay que evaluar mejor lo producido? Aunque se han producido mejoras en la financiación de proyectos de investigación, la evaluación rigurosa de lo obtenido y el análisis en términos de eficiencia no se estaría realizando en la realidad concreta. Hay gente que ha hecho mucho con poco dinero o nada y otros que han hecho poco con mucho o muchísimo dinero.
 
Hay que recordar también que es un gran desperdicio para un país que el talento se disperse en pavadas burocráticas y/o intrascendentes.

Hasta aquí el texto de Quesada Allué.
 
 
¿Qué es para vos lo más urgente por resolver en ciencia, tecnología e innovación?

 
 

Comentarios

 

Aparte de los temas planteados con toda claridad y que son de amplio conocimiento y consenso dentro de los circuitos de los investigadores, existe aún otro problema que rara vez se trata a ese nivel y que afecta los resultados de investigaciones que han sido ya exitosas a nivel experimental.
 
Es la falta de financiación de proyectos de investigación ya exitosos que podrían incrementar enormemente nuestra canasta exportadora y que pese a los avances importantes que a hecho la SECyT a traves de la Agencia muchísimas veces los proyectos mas grandes fracasan dado las limitaciones monetarias que tienen dichos organismos para financiar montos altos, además deberiamos contar con un sistema que incentivado por el estado permita reunir grandes sumas de inversión a traves de subsidios estatales y convocando fehacientemente la inversión de riesgo privada, esta está muy ausente en la Argentina ya que por nuestra historia y sin mecanismos importantes de ayuda es prácticamente imposible llevar adelante proyectos de mediana envergadura hablo de cifras que se inician en el millón de dolares a 200 millones.
 
Los emprendedores empresarios deberiamos contar a la brevedad, ya que hace muchisimos años que carecemos de un sistema de financiamiento a traves de inversión privada en lo que algunos paises llaman empresas publicas de accionistas. Esto que permite asociar a multitud de pequeños inversores logra en otros paises financiar proyectos de alto riesgo inclusive con una alta participación de la clase media que tienen por habito colocar pequeñas cantidades de dinero en inversiones de alto riesgo pero que de ser exitosa como la mayoría lo son reporta beneficios enormes a la población y a su estado
 
No entiendo, ni me explico razonablemente por qué carecemos de mecanismos que otros paises tienen hace muchisimos años y que les han reportado enormes ganancias a las empresas de su país y han contribuido al bienestar de su población.
 
Además hace años que carecemos en las instituciones que deben aprobar productos para su uso sobre todo biológicos o biotecnológicos inéditos como el ANMAT o SENASA de la vocación de acompañar nuevas investigaciones locales, muchas veces este tipo de organismos está concientizado en ayudar a aprobar productos que considera seguros porque ya han sido aprobados en EEUU, Japon,Alemania.etc.y carecen de mecanismos agiles para innovaciones locales, donde lo primero que piensan es en la desconfianza de un emprendimiento local, ya que sus autoridades también carecen de reglamentaciones que les permitan asumir los riesgos de la innovación científica y la permanencia en sus cargos por aprobar productos sin historia externa.
 
Como ya fue explicado en el artículo debemos tomar rapidamente los consejos allí ofrecidos para posicionarnos en un sistema de inversión en investigación nacional y además un sistema legítimo y eficiente que permita a los emprendedores tomar inversiones para llevar esas investigaciones al gran público para su beneficio en productos que mejoren su calidad de vida, como también motores importantísimos de la economía. Si seguimos careciendo de estos mecanismos correremos el riesgo de tener innovaciones científicas financiadas por el estado argentino que quedarán en el olvido o aprovechadas por otras economias externas como ya esta sucediendo.
 

 

 

Todos los vínculos están en los lugares correspondientes. Me pareció un artículo excelente; y que si le faltaba algo, este primer comentario terminó de redondearlo. Para quedarse pensando, y luego (rápidamente!) actuar en consecuencia con lo pensado.

 

 
 
 

Además, pueden interesarte

One Response to “(A los argentinos,) ¿Nos importa la Ciencia?”

  1. Patricia says:

    Hola Rubén
    Muy buena nota, me gustó tu planteo, grax!

Arriba
%d bloggers like this: