Historia de la Venta Directa

Historia de la venta directaYa desde la prehistoria, el ser humano se dedicó al comercio.
 
Y la Venta Directa fue, desde antiguo, una modalidad ampliamente difundida.
 
Tomamos esta “Historia” de la página de la DSA (Direct Selling Association), la Asociación que nuclea a todas las Asociaciones locales de Venta Directa.

 
(De paso, en la solapa “► Cámaras” encontrarás todas las Cámaras Nacionales de Venta Directa).
 
La historia:


 

Los primeros vendedores directos, vendedores ambulantes, comerciantes, comerciantes ambulantes y caravanas, son parte de una antigua tradición que se originó en una necesidad básica del hombre de intercambiar artículos y de comunicarse. Timbres, catálogos y órdenes de compra estaban a siglos de distancia de aquel vendedor directo que confiaba en sus instintos y sentido común para ganarse la vida a través de la venta.

 

Mientras que establecía lazos económicos con sus vecinos, viajaba intensamente, a pesar de las barreras geográficas. El desarrollo y utilización de las calles y/o rutas navieras para la actividad comercial, eran puntos fundamentales en la historia de la venta directa.

 

El hombre antiguo tenía la opción de competir con las barreras geográficas, como montañas y estribaciones, o de mejorar el entorno que dificultaba los movimientos comerciales. Al comienzo, durante la “prehistoria”, el comercio seguía rutas naturalmente definidas. El tráfico entre pueblos vecinos de Europa del Este, por ejemplo, estaba obstaculizado por un mosaico de áreas densamente y escasamente pobladas, cubiertas por cerros, estribaciones y valles. Estos nichos ecológicos eran un impedimento para el intercambio comercial entre Europa del norte y del sur.

 

Los primeros comerciantes desarrollaron rutas fácilmente accesibles para facilitar el viaje por tierra. Los primeros vendedores transitaban con sus productos a lo largo de calles ásperamente construidas. Aún antes del advenimiento del tráfico con ruedas, el antiguo vendedor directo no dudaba en trocar cerámica, armas de piedra, herramientas, productos agrícolas y materia prima con gentes de otras tierras. El trueque, intercambio directo de artículos por artículos, era su medio principal de comercio.

 

Entre las antiguas civilizaciones, Egipto, Siria, Babilonia e India estaban realmente involucradas en el comercio. El marfil y el ébano eran intercambiados por cerámica y barcos de piedra. En Babilonia, se encontraron vasijas y abalorios de la India que se creía que provenían de tierras remotas.

 

En Grecia, el comercio en caravanas, que conectaba al mundo griego con Asia, prosperó. Todos los días se intercambiaban artículos, herramientas domésticas, utensilios de cocina de metal y ropa común. Los mercados en sus etapas fundamentales, eran lugares de reunión para clientes y vendedores directos. Frecuentemente, el vendedor directo utilizaba al mercado como uno de sus puntos de compra, antes de continuar su viaje de pueblo en pueblo.

 

Anatolia, actualmente Turquía, fue un área donde los vendedores directos, viajando a lomo de burro, vendían tela a la gente que encontraban en el camino. El precio de compra era generalmente más alto que en los centros comerciales debido a la longitud del recorrido y a los riesgos de la expedición.

 

El antiguo vendedor directo tomaba todas las oportunidades para comerciar sus mercancías cuando viajaba. Las ferias conectadas con fiestas religiosas lo acercaron a los ejércitos estacionados en los campos. Multitudes de vendedores conseguían todos los artículos que las tropas necesitaban.

 

Las actividades de los vendedores directos estaban ciertamente influenciadas por las culturas de donde provenían. Tan temprano como en el año 2000 AC, el Código de Hammurabi, un monumento de la ley de Babilonia, protegía el bienestar general y la integridad del vendedor directo babilónico quien, en ese entonces, era referido como el “vendedor ambulante”. El Código establecía que el “vendedor ambulante juraría el juramento de Dios” si algún enemigo le causaba problemas en sus viajes. También decía que el comerciante que vende las mercancías debe ser adecuadamente compensado. El comercio por tierra, aunque dificultoso por los caminos defectuosos, continuó creciendo luego del nacimiento de Cristo.

 

En el siglo 5 dC, Atenas estaba involucrada en una gran cantidad de venta directa. Muchos productores que vendían directo al consumidor sin la intervención de un intermediario, continuaron vendiendo sus artículos de esta manera, a pesar de la creciente población urbana que generaba una nueva clase de minoristas. El vendedor directo del siglo 5 vendía sus mercancías en todas partes en las calles o las exhibía para la venta en puestos y en tiendas. Otros viajaban de lugar a lugar, siguiendo a los ejércitos en marcha. Visitaban grandes festivales y ferias y vendían de pueblo en pueblo.

 

El siglo 10 marcó el comienzo de la expansión económica mundial. Mientras crecían las oportunidades comerciales, también crecían para el vendedor directo. Él era el comerciante nativo en Europa del Este, por ejemplo en la Edad Media, y jugó un rol importante provocando la perpetuidad del comercio durante la Revolución Comercial del siglo 10 al 13. Presenció grandes progresos en la construcción de caminos en esa época. En Francia, el vendedor directo contribuyó con el crecimiento del comercio, trayendo “novedades” de las grandes ciudades a los pueblos pequeños, Muchas de las ciudades francesas más prósperas eran bendecidas con la oportunidad de comprarle al vendedor directo cinturones de lana y de seda, bonetes, anillos de bronce, dedales y tablillas para escribir.

 

El comerciante viajero era citado en la mitología como un notable vendedor directo. Ulises, el mítico héroe, una vez se hizo pasar por un comerciante. El pequeño relato, repetido por muchos autores antiguos de muchas maneras diferentes, hace referencia a Ulises como un comerciante viajero. Precede al vendedor ambulante americano en casi 3.000 años. En un palacio, Ulises ofreció a la venta ornamentos que había colocado en su brazo. Las hijas del rey estaban “absortas con los contenidos del morral del comerciante”.

 

En el siglo 17, “El Cuento de Invierno” de William Shakespeare, fue inspirado por una niña vendiendo flores. Esta florista hacía recordar al vendedor directo de la Edad Media, que caminaba incansablemente a través de las calles del pueblo, exhibiendo su mercancía.

 

En la primitiva América, por ejemplo, el conocido Vendedor Yanqui caminaba hacia sus clientes mientras que aquellos de mayor estatura andaban a caballo. Los vendedores prósperos utilizaban carros o carruajes.

 

Mientras que los inmigrantes comenzaban a filtrarse en los primeros territorios americanos en los siglos 18 y 19, muchos de ellos se convirtieron en vendedores directos. Al igual que sus predecesores, estos vendedores directos comenzaron sus caminatas a lo largo de caminos marcados por la naturaleza. Las calles mejoraron lentamente en las fronteras de la primitiva América. Los primeros caminos indios evolucionaron en calles principales y eventualmente en autopistas. Mientras las carreteras se expandían, se reafirmaba la influencia del Vendedor Yanqui.

 

Las nociones del Yanqui consistían en artículos como alfileres, agujas, ganchos, tijeras, artículos pequeños de ferretería y perfumes. El Vendedor Yanqui llevaba sus artículos en baúles alargados de lata colgados de sus espaldas sostenidos por un arnés o una correa de cuero. A veces usaba grandes carros. Viajaba principalmente por tierra hasta que ríos y lagos se conectaban por canales. Después, la venta directa en la primitiva América se extendió hasta las fronteras del oeste y del territorio canadiense en el norte. Los Vendedores Yanquis, al igual que los fenicios, preferían comerciar por rutas navieras.

 

Casi todas las culturas comparten una herencia de venta directa. El vendedor directo del África tropical, caminaba las calles de ciudades y pueblos gritando su mercancía. Algunos iban en bicicleta de pueblo en pueblo.

 

“Repartidores” de Francia vendían flores directamente a sus clientes y usaban órdenes de venta tan temprano como en el siglo 14. El vendedor directo chino vendía, compraba, trocaba, arreglaba, entretenía y ofrecía servicios para satisfacer todos los deseos del hombre, de casi todas las maneras concebibles.

 

Los gitanos europeos, luego de emigrar a América, practicaban su comercio nativo de venta directa en su nueva tierra. Trajeron la tradición de venta directa de Inglaterra, Escocia, Irlanda, Alemania y Hungría a la América colonial y se dedicaron a hacer pequeños arreglos, a vender y a comerciar caballos.

 

La tradición de vender continuó prosperando hasta el final del siglo 19 y hasta los años 1900. El advenimiento de las fiestas en los hogares en los años 50, agregó una nueva dimensión a la venta directa ya que los clientes se reunían en casas de familia para ver demostraciones de productos y socializar con amigos. La venta directa ofrecía oportunidades para muchos que anteriormente se habían encontrado con barreras debido a la edad, educación o sexo. El crecimiento de la industria permitió que muchos se convirtieran en personas exitosas, allí donde nunca antes había existido la oportunidad.

 

Hoy, a comienzos del siglo 21, el cliente aún se beneficia de una forma personal y conveniente de comprar productos. Internet se ha convertido en un elemento de venta importante, esencialmente otorgando a cada vendedor directo una base de clientes en todo el mundo. Los vendedores directos se han fortalecido por el uso de Internet y encuentran que la venta directa es una manera gratificante de mejorar su calidad de vida, de alcanzar objetivos específicos de ganancias, de facilitar el contacto social y de vender los productos que aman.

 

Tomado de la página de la DSA (Direct Selling Association).
Link al site, aquí
Link al site en español, aquí
Link al artículo original, aquí

 

 
 

Hacía tiempo que no subíamos un artículo relacionado directamente con la Venta Directa. Tomamos el presente -como se indica más arriba- de la página de la DSA.

 

 
 
 

Además, pueden interesarte

Comments are closed.

Arriba
%d bloggers like this: